Costa Rica - Panamá: Monitoreo de flujos de personas en situación de movilidad por las Américas #3 (Febrero, 2022)

Contact
Angelica Madrigal amadrigal@iom.int / Miranda Mora mmora@iom.int
Language
Spanish
Location
Period Covered
Feb 01 2022
Feb 28 2022
Activity
  • Flow Monitoring

Summary

En el marco de la emergencia por la COVID-19, desde el 19 de marzo del 2020, el Gobierno de Costa Rica mantiene cerrada su frontera terrestre con Panamá para la Operación Binacional Flujo Controlado, la cual procuraba una migración ordenada y segura de personas migrantes en situación de movilidad por América3.

Ante la presencia de este flujo migratorio irregular, desde el 24 de agosto de 2021, OIM Panamá ha publicado información sobre el flujo migratorio irregular en Darién, Panamá4 bajo el contexto de la COVID-19, identificando que, desde agosto de 2021 y enero de 2022, han ingresado a Panamá 93.139 personas migrantes: Haití (61%), Cuba (11%), Chile y Brasil con 7%, República Bolivariana de Venezuela (4%), entre otros países del Sur de América, África y Asia (10%).

En Costa Rica, durante el 2022, se ha identificado un aumento constante en la cantidad de personas migrantes de este flujo migratorio (ha aumentado en un 20% en comparación con diciembre, 2021, cuando inició el monitoreo de flujos en Costa Rica). Además, de acuerdo con datos de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), durante mayo de 2021 y febrero de 2022 se han realizaron 4.976 rechazos5 en Paso Canoas.

En Costa Rica se perciben muchas vulnerabilidades: personas viajando solas, niños y niñas, personas adultas mayores desorientadas, personas con problemas médicos, desgaste emocional ocasionado por estrés, angustia y frustración. Además, las principales necesidades detectadas se asocian con el acceso a alimento, ropa, pañales, alojamiento, medicamentos y transporte. Muchas personas han perdido sus documentos de identificación y se reúsan a recibir asistencia médica, pues consideran que no se les permitiría continuar con su viaje.